Saltar

Tu carrito

Tu carrito esta vacío.
Da clic aquí para seguir comprando.
10 consejos para tener una piel humectada en invierno

10 consejos para tener una piel humectada en invierno

Las bajas temperaturas van dejando a su paso efectos en la piel, comenzamos a notar una apariencia reseca, sensación áspera y cómo comienza a perder brillo. Pequeñas cortaduras aparecen por la pérdida de flexibilidad. Se convierte en algo incómodo la interacción y  roces de la piel con otras personas y superficies.

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano, funciona como una barrera para prevenir enfermedades y lesiones, por ello es importante proporcionarle hidratación y garantizar su funcionamiento.

Una piel humectada se traduce en una piel saludable. Consumir suficiente agua, una alimentación balanceada, y utilizar productos corporales que proporcionen un baño de vitaminas y minerales contribuirán a una mejor apariencia. Mientras previenes la aparición de estrías, piel de naranja y envejecimiento.

Conoce algunos consejos que te ayudarán a mantener la piel humectada, mientras utilizas productos naturales que contribuyan a la regeneración y oxigenación de las células, un proceso que se vuelve más lento durante el invierno.

Exfóliate y descubre una piel luminosa y suave

Exfóliate y descubre una piel luminosa y suave

Escuchamos hablar continuamente de la exfoliación, de seguro en la tienda de tu preferencia has visto productos exfoliantes, publicaciones en internet con recetas, o tal vez en algún momento haya sido tema de conversación en tu grupo de amigas.

Esta temporada de frío, es un gran momento para que descubras la gran cantidad de beneficios que un exfoliante puede proporcionar a tu piel. Las bajas temperaturas suelen resecar la piel, haciéndola lucir más opaca, en ocasiones esto nos hace ver unos cuantos años más grandes. Si haz intentado solucionarlo mediante la aplicación de productos humectantes y no comienzas a notar un cambio, posiblemente se deba a que los poros se han obstruido con tantas capas de cremas y sueros que has aplicado. ¡Es ahora el momento para aprender a realizar una correcta exfoliación! Conviértela en tu mejor aliado de belleza y date la oportunidad de disfrutar de una piel saludable. Esto implica dedicar unos minutos más a tu rutina de limpieza, sin embargo, desde la primera aplicación comenzarás a notar los resultados.

Queremos contarte un poco más acerca de los exfoliantes, hacer a un lado las dudas que puedas tener, y convencerte de que tienes que probarlos.